octubre 23, 2020

Ayuntamientos deben informar que riesgos de contagios de Covid no han terminado: Codhem


Ayuntamientos deben informar que riesgos de contagios de Covid no han terminado: Codhem

Teotihuacán en Línea. Toluca. El ombudsman mexiquense, Jorge Olvera García alertó que en varios municipios se observa el relajamiento de las medidas de prevención contra el COVID-19, por lo que consideró que es momento de que las autoridades locales cumplan la responsabilidad de informar a la población sobre los riesgos que aún se viven durante la fase de Naranja del Semáforo Epidemiológico, siendo necesario mantener el uso obligatorio del cubrebocas en espacios públicos, la sana distancia y evitar actividades masivas que pueden derivar en el aumento de personas infectadas y fallecidas por el coronavirus SARS-CoV-2.

 Recordó que de acuerdo con la Recomendación General 2/2020 sobre el Uso de Cubrebocas para garantizar el Derecho a la Protección de la Salud frente al COVID-19, emitida por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) el pasado 26 de junio, puntualiza que los presidentes de los 125 municipios mexiquenses deben implementar el uso del cubrebocas obligatorio en su territorio, como acción complementaria para prevenir y contener la pandemia, y con ello, privilegiar la salud y la vida de las personas como interés superior.

El presidente de la Codhem explicó que a ocho meses del inicio de la pandemia, la situación no ha mejorado mucho, prueba de ello es que en otras entidades y países se está regresando al aislamiento social por el rebrote del virus; por tanto, las autoridades locales deben ser las primeras en reforzar las medidas de prevención y protección a la salud y verificar que quienes acudan a espacios públicos, comercios, transporte público y, sobre todo, aquellos que impliquen la concentración de muchas personas, utilicen siempre el cubrebocas, además de procurar la sanitización permanente y proporcionar elementos para que las personas laven o desinfecten frecuentemente sus manos.

Olvera García mencionó que una de las medidas recomendadas por la ONU es evitar áreas concurridas al existir gran probabilidad de interactuar con personas enfermas, con mayor riesgo para menores de cinco años y mayores de 60 con enfermedades crónico-degenerativas o que afectan el sistema inmunológico, mujeres embarazadas o personas que han sido sometidas a trasplante de órganos