noviembre 10, 2020

Joe Biden, presidente de USA y AMLO aún espera voto por voto casilla por casilla


Joe Biden, presidente de USA y AMLO aún espera voto por voto casilla por casilla

A reacción del triunfo del demócrata Joe Biden, países como Alemania, Colombia, Canadá Inglaterra y entre otros países, han felicitado al ahora presidente de los Estados Unidos de América por su gran victoria.

Sin embargo en lo que se ha calificado un error diplomático en el que nuestro presidente mexicano quiere esperar el voto de los conteos en un voto a voto TOTALMENTE FUERA DE LUGAR y ridículo. México vuelve a ser el ojo del huracán, otra vez.

“Vamos a esperar a que se terminen todos los asuntos legales, no queremos ser imprudentes, no podemos actuar, queremos ser respetuosos de la autodeterminación de los pueblos y del derecho ajeno, queremos esperar a que legalmente se resuelva el asunto de la elección de Estados Unidos”, dijo este sábado desde Tabasco el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

En otras palabras, “Voto por voto, casilla por casilla”.

López Obrador no está compitiendo, y menos con una política mexicana donde las reglas y las raíces son otras. No tiene derecho, pero sí opinión de las añejas frases de “esperaremos los resultados” o sus interpretaciones de “Voto por voto, casilla por casilla”. Los Estados Unidos no se conforman como en México, por el presidencialismo. En ese país, la forma es fondo, y una forma recalcitrante puede resultar en señalar al mandatario, que no al país mexicano, como no afín a Biden y aliado, hasta el último, de Trump, al que por cierto de poco o nada le valió el voto hispano con la visita de AMLO.

López Obrador justifica: "Con el candidato Biden, lo conozco desde hace 10 años que nos entrevistamos, le presenté una carta dándole a conocer el por qué de nuestro movimiento, de nuestra lucha”. Es decir, en 2010, cuando militaba en el PRD y esa lucha resultó añeja, facciosa, irrelevante en el 2020.

La forma es fondo. Pedir sutilmente “Voto por voto” son tropiezos diplomáticos que pueden colocar un T-MEC con trabas, u otros temas que por nada convienen al mandatario azteca