septiembre 16, 2020

Renacen los dioses de Teotihuacán.


Renacen los dioses de Teotihuacán.

Teotihuacan en Línea. Crónica. Teotihuacán. Era el día domingo alrededor de las 8:00 de la mañana la gente comenzaba a salir ansiosa, comenzaba a llegar para admirar la magnificencia de Teotihuacán, después de poco más de medio año de estar cerrada al público. Pasaban los minutos y los comerciantes ansiosos por saber cuál sería el resultado de la venta del día, comenzaban a colocar sus puestos y a alistar sus cosas; desempolvando poco a poco la mercancía que fue guardada por meses, preparando todo para salir a dar el mejor rostro y así obtener las mejores ventas. Daban las 9:00 de la mañana y la gente estaba lista para entrar a la zona arqueológica, entre turistas y vecinos, entraban poco a poco, siempre guardando su distancia para llevar las mejores medidas de salud.
Las horas pasaban, lamentablemente mucha gente no pudo accesar debido a las restricciones y el cupo limitado de 3000 personas, pero eso no impedía que familias y visitantes se divirtieran. El día soleado favorecía en todo a la gente, que con una gran sonrisa en el rostro se paseaba sobre el andador de la zona arqueológica. La gente platicaba, reposaba, caminaba, reía, pero lo más importante de todo, disfrutaba.
Después de tanto tiempo de vivir un encierro, el salir a caminar mientras observas las pirámides a tu lado, es una forma de ayuda, el sentirte libre y por fin con esperanzas de que todo esto está por terminar.
Al transitar lo que más puedes disfrutar es ver la cara de alivio en todos los comerciantes, la cara de saber que por fin vuelven a llevar un sustento a cada uno de sus hogares, de que por fin pueden desempeñar su trabajo como lo venían haciendo.
Teotihuacán, así como el mundo, sufrió un gran abandono, pero hasta este día, el ver todo como vuelve poco a poco a la normalidad, nos da una esperanza, una luz que seguir.
Teotihuacán necesitaba de sus vecinos, de su gente, de sus comerciantes… Los verdaderos dioses de Teotihuacán